En fase de edición la monografía final con las conclusiones y resultados del proyecto

 

Autonomía del paciente mayor, vulnerabilidad y e-salud

En esta monografía hemos tratado de mirar a las personas mayores desde la óptica de su vulnerabilidad y en atención a la dignidad que les es debida. Y hemos tratado de hacerlo con un hilo conductor bien definido; analizando aquellas parcelas de su vida cotidiana que les afectan de forma especial y buscando respuestas a las necesidades que en ellas se les plantean. Y ello fijando como punto de partida que hay que poner en valor el máximo respeto a los derechos de las personas mayores; que es urgente reforzar su autonomía; que son acreedores a un cuidado integral de corte social y sanitario; y que merecen un acompañamiento especial en una fase de la vida marcada por la quebradiza salud que les persigue en este entorno digital moderno

 

TIRANT LO BLANCH – VALENCIA 2018

BREVE REFLEXIÓN A MODO DE RESUMEN CONCLUSIVO DEL TRABAJO REALIZADO

 

La investigación llevada a cabo nos ha permitido identificar cuatro áreas de trabajo: la delimitación del concepto y alcance de la vulnerabilidad; el grado de autonomía del paciente vulnerable; la situación del colectivo de personas mayores y/o con discapacidad como especialmente vulnerable; y el impacto de la tecnología en el ciertas esferas del ámbito sanitario. La monografía final confeccionada es un fiel reflejo de estas problemáticas que muestran la íntima relación que subyace entre ellas y las vías de tratamiento y mejora de las situaciones de vulnerabilidad del paciente mayor. Todo ello impregnado de un intenso componente ético, enraizado en la dignidad de la persona y dirigido a establecer directrices de actuación protectoras de las situaciones de vulnerabilidad.

Se trata de mirar a las personas mayores desde la óptica de la dignidad que les es debida. Y lo hemos hecho con un hilo conductor bien definido; analizando aquellas parcelas de su vida cotidiana que se ven afectadas de forma especial y buscando respuestas a las necesidades que en ellas se les plantean. Poniendo en valor el máximo respeto a sus derechos, la urgencia de reforzar su autonomía, la necesidad de un cuidado integral de corte social y sanitario y que merecen un acompañamiento especial en una fase de la vida de quebradiza salud y bajo un entorno digital complejo. Todo ello planteado desde la óptica del Bioderecho: reflexión valórica, conocimientos de la ciencia y ponderación de la justicia.

Se ha podido comprobar que el concepto de vulnerabilidad no es estático. La modificación de las estructuras y el impacto tecnológico ha significado el nacimiento de una nueva era de vulnerabilidad más difusa que exige un replanteamiento de lo que se ha de entender por persona vulnerable. La autonomía del paciente vulnerable precisa de un refuerzo importante a nivel legislativo. Instituciones que hasta el momento presente han venido actuando como sustitutivas de la falta de capacidad decisoria (tutela, curatela…) son insuficientes e, incluso, contrarias al necesario ejercicio de la autonomía por razón de la dignidad. Se hace preciso arbitrar nuevas fórmulas de apoyo más respetuosas con la autonomía y que el legislador las haga realidad. El envejecimiento progresivo de la población ha hecho eclosionar un sector de especial relevancia en todas las sociedades modernas. Ello ha permitido significar la insuficiencia de nuestro sistema a nivel normativo y estructural: las estructuras actuales no están preparadas para responder a las necesidades de este colectivo. Y además, la tecnología ha entrado con fuerza en el ámbito sanitario (telemedicina, internet de las cosas, historia clínica, open y big data sanitario…). Es necesaria una reforma del marco jurídico tendente a la mejora de la asistencia y que sea garante de los derechos de los más vulnerables.

Nos ha de preocupar saber si este mundo digital es capaz de responder a las necesidades de las personas mayores y de proporcionarles un mejor tratamiento. Y aquí nos invaden ciertas dudas. La corrección ética de las soluciones tecnológicas ha de reforzar la autonomía, la justicia y el bien personal; por lo que la transparencia informativa, el acompañamiento en el acceso, la formación continua y la implantación de sistemas de evaluación y control de calidad deben ser prioritarios. Hay una apuesta de las Administraciones Públicas por la tecnología (sanidad electrónica, incluido el uso, reutilización y compartición de datos de salud, como mecanismo para una atención más integral y personalizada), si bien esto debe hacerse sin perder de vista el factor humano, dentro del proceso de impulso de la humanización de los servicios sanitarios.

La sensación es que hemos puesto excesivo acento en cuestiones que nos eran más atractivas, más propias de una sociedad moderna y avanzada; y nos hemos olvidado de que no existe modernidad real sin el respeto y cuidado de quienes han sido sus pilares. No es moderno lo que genera vulnerabilidad, debilidad y falta de solidaridad; sólo es un reflejo desenfocado del futuro visto a través del espejo de la ignorancia.

E-SALUD Y AUTONOMÍA DEL PACIENTE VULNERABLE A LA LUZ DEL BIODERECHO
El proyecto pretende analizar desde un punto de vista jurídico y ético los desafíos que plantea la aplicación de las herramientas de e-salud (salud electrónica) y su implicación en los derechos de los pacientes vulnerables.

E-Salud

Hacia un modelo respetuoso con la persona

Generalización de las TIC en el entorno sociosanitario

La aplicación de soluciones de salud electrónica para la gestión de pacientes vulnerables, reducción de tiempos de hospitalización, eliminación de barreras geográficas o mejora del acceso a especializaciones, son algunas de las espectativas que se van abriendo paso en nuestros sistemas sanitarios

TIC

Tecnología capaz de acercarse a los pacientes vulnerables

Una nueva relación sanitaria

Cambios en la relación médico-paciente mediatizada por las TIC; autonomía y consentimiento en pacientes vulnerables; derechos de las personas en el final de la vida; salud pública y envejecimiento; derecho y ética en las tecnologías sanitarias; telemedicina...

beland@um.es
teléfono:+34  868 88 30 94

Universidad de Murcia, Campus de la Merced
Facultad de Derecho
C/ Santo Cristo, Nº 1, 30001 Murcia
Con la colaboración de: